La normativa en materia de PBC y FT trata de reducir la actividad delictiva golpeándola en uno de sus puntos vitales: su financiación, protegiendo además la integridad del sistema financiero. En España, la Ley de Prevención de Blanqueo de Capitales se aplica, sobre:

  • Entidades financieras. Tratando de abarcar a todo tipo de entidades del sector financiero.
  • Profesionales. La Normativa utiliza el término profesional con un concepto más amplio que el que se utiliza habitualmente en la normativa fiscal y mercantil. De este modo, queda incluidas actividades (empresariales y profesionales) que se considera que podrían ser utilizadas para el blanqueo de dinero con las mismas obligaciones que el resto de Sujetos Obligados, aunque en determinados casos surge el problema de compatibilizar el cumplimiento de la LPBC y FT con el secreto profesional.
  • Comerciantes. Como ocurre con el grupo de profesionales, la Ley cita literalmente a determinadas actividades comerciales, en función principalmente de los productos que comercializan, como joyas, objetos de arte, etc … Especialmente afectados por prácticas de Blanqueo de capitales y se incluye otro grupo de comerciantes que están obligados en función de que los medios de pago utilizados por los clientes sean en efectivo y superior a un importe determinado, por lo que este segundo grupo de comerciantes está abierto, y cualquier comerciante podría estar sujeto a la LPBC y FT.
  • Movimiento de fondos.
  • Sector inmobiliario. Se incluyen como Sujetos Obligados a los promotores inmobiliarios y quienes ejerzan profesionalmente actividades de agencia, comisión o intermediación en la compraventa de bienes inmuebles.
  • Actividades relacionadas con el juego
  • Otros Sujetos Obligados. Fundaciones y asociaciones, cuyos dirigentes velarán para que éstas no sean utilizadas para el blanqueo de capitales conservando en todo caso la identificación de todas las personas que aporten o reciban a título gratuito fondos o recursos.
 

Comments are closed.

WordPress Themes