Secretos Empresariales

A 9 abril 2013, en Sin Categoría, por Juan Ignacio Matamoros

Estrategias comerciales, clientes, secretos industriales, datos contables, precios … Cualquier Organización gestiona información reservada, valiosa en tanto su divulgación o pérdida podría lesionar su capacidad competitiva, ya sea por sanciones o aportación de valor a sus rivales en detrimento del propio.

Filtraciones de datos, indiscreciones de proveedores, robo de información de ex-empleados, catástrofes naturales … Son amenazas a la información que queremos mantener oculta y que deben llevarnos a reevaluar cómo estamos protegiendo nuestra información reservada.

A la vista de la regulación del secreto empresarial que aportan la Ley de Competencia Desleal, Código Penal, Estatuto de los trabajadores y normativa de Propiedad Industrial e Intelectual, cabe considerar que, excepción hecha de la normativa de Protección de datos de Carácter Personal (sólo afecta a datos de personas físicas) y la regulación del «secreto profesional» para actividades concretas,  nuestro Ordenamiento es preponderantemente represor de conductas antijurídicas más que regulador de una adecuada gestión de la información.

Por tanto, no debemos fiar la seguridad de nuestra información a la multa o sanción que pueda recaer en quién la vulnere, sino que debemos ser proactivos adoptando medidas de seguridad técnicas y organizativas: contratos de confidencialidad, comunicados a empresas de la competencia que «fichen» un empleado, adopción de medidas de seguridad coherentes … Una vez más podemos ser responsables de lo bueno o malo que nos ocurra, toda una oportunidad.

 

Comments are closed.

WordPress Blog