Administración Pública y Discreción

A 26 febrero 2014, en AEPD, Noticias, por Keti Crespo. Técnico Protección Datos

El “secreto profesional” o el deber de secreto regulado por el art. 10 de la LOPD, es ante todo, un mandato de DISCRECIÓN, una línea roja en el tratamiento de datos que en ocasiones pasa desapercibida ….  Como muestra nos hacemos eco de una reciente Resolución de la Agencia Española de Protección de Datos sobre una infracción cometida por el Ayuntamiento de la Línea de la Concepción.

Los hechos se remontan a un 4 de octubre de 2012, cuando la alcaldesa del Ayuntamiento de la Línea revela la dirección de los correos electrónicos de todos los trabajadores, al enviar una nota sin copia oculta.

Tras la denuncia pertinente la defensa del Ayuntamiento se apoyó en:

  • La eventualidad del envío
  • El error humano, no deliberado
  • La adopción de medidas para evitar que se repita la situación

Esta infracción del artículo 10 de la Ley Orgánica de Protección de Datos (Deber de Secreto), tipificada en el artículo 44.3 d) de la misma Ley como grave,  ha sido resuelta por la  Agencia Española de Protección de Datos como un comportamiento humano indebido, ante el que no procede requerimiento, aunque sí se declara la infracción.

Más allá del comportamiento ejemplar que cabe esperar de cualquier Administración Pública en el tratamiento de nuestros datos,  el agravio comparativo con la empresa privada en la falta de depuración de responsabilidades, económicas o no, es evidente.

Comments are closed.

Free WordPress Themes